La gran funcion de los fuelles en el coche

Un vehículo tiene una gran cantidad de elementos de diversos tamaños, los cuales son importantes para el buen funcionamiento de todo en conjunto. Sin embargo, algunos son fundamentales, entre ellos la transmisión, la cual es la encargada de transmitir a las ruedas el movimiento que genera el motor y así es que puede avanzar. Por ser una pieza en constante funcionamiento, es perentorio que reciba un mantenimiento apropiado.

Entre los diferentes elementos que componen la transmisión, los fuelles no siempre se tienen muy en cuenta, cuando en realidad son tan substanciales como los demás. En sí, son utilizados para cubrir las juntas de lubricación y para evitar que pierdan el engrase, gracias a lo cual no se deterioren prematuramente. La función de los fuelles es vital para no tener problemas con el movimiento de las ruedas. En líneas generales, su deterioro puede generar fallas graves al coche.

Los vehículos pueden tener los fuelles en diversas partes de la transmisión. Generalmente, se ubican en los palieres y el árbol de transmisión y, de esa manera, el coche tendría dos fuelles de transmisión por palier; uno para la junta del diferencial y el otro la para junta homocinética. Estos elementos están equipados para transmitir el giro de dos ejes por medio de juntas homocinéticas.

Qué pueden ocasionar los fuelles en mal estado

Como se ha mencionado, los fuelles en mal estado pueden generar diferentes problemas graves; por ello, es preciso que se conserven en condiciones óptimas. Cuando un fuelle se rompe la junta homocinética se deteriora demasiado, debido a que pierde el engrase que le permite moverse sin fricciones o roces, incluso podrían doblarse los palieres y con el tiempo alcanzar a dañar el diferencial.

Conducir el coche con un fuelle roto es tan problemático, que es considerado por la ITV (Inspección de Técnica de Vehículos) como una falla grave; motivo suficiente para no pasar la inspección. Tendría que sustituirlo en el momento que lo detecte para prevenir contratiempos de este tipo o peores, como que le propicie algún accidente. Una forma sencilla de saberlo, es que verá manchas de grasa en el suelo y en el neumático cercano al fuelle afectado.

Si deja pasar mucho tiempo sin solucionar tal falla, las juntas comenzarían a dañarse y con ello se produciría fricción y golpeteo cuando se giren las ruedas del coche. Los fuelles no tienen por qué producirle estrés, dado que son muy sencillos de cuidar y revisar. Ahora bien, si debe reponer algunas piezas que se hayan dañado, podría considerar la web piezasdesegundamano, en donde puede comprar de manera muy segura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies