El sistema electronico del coche y sus fallos

\El sistema electrónico de un coche es uno de los componentes de seguridad primordiales, por lo que es fundamental que su funcionamiento sea óptimo en todo momento. Desde hace unos años los fabricantes han incorporado con éxito el Electric Wedge Brake, que lo que se conoce popularmente como sistema electrónico de frenado; el cual ha sido un gran sustituto de los frenos hidráulicos clásicos.

Generalmente el sistema de freno electrónico se dirige por medio de una unidad de control, la cual se encarga de recoger información a través de los sensores para conocer el estado del vehículo y su comportamiento. El frenado depende, además del conductor, de otros sistemas como el sistema antibloqueo de frenos (ABS), el control de tracción, la dirección asistida y el control de estabilidad (ESP).

Por esa razón, que al frenar se dé de manera controlada en distancia, intensidad y estabilidad, sin que importe demasiado el estado de la vía, tienen que intervenir los sistemas que trabajan en conjunto con él para que  su funcionamiento sea eficiente y equilibrado. El inconveniente que pudieran presentar es que si se presentan problemas eléctricos, el sistema dejaría de funcionar, quedando entonces el frenado convencional que no tiene la misma eficiencia.

Detección de fallas en el sistema electrónico de frenado del coche

El poder identificar la existencia de algún fallo del sistema eléctrico es primordial para garantizar la seguridad del vehículo y sus ocupantes. Para detectar cualquier posible avería se debe fijar si el cuadro de mandos tiene algún testigo luminoso encendido, que le indique el motivo.

Después de haber comprobado los íconos de advertencia propios del sistema de frenado, se debe verificar otros testigos que advierten fallos en otros sistemas que podrían intervenir en los frenos; como es el caso del ESP y el ABS, que de iluminarse sus señales el desperfecto sería grave. El problema recaería en la seguridad por el comportamiento errático que tendría el coche.

Aunque pueda continuarse la marcha, no se recomienda tardarse en llevar el coche a un especialista para una inspección. Por medio del diagnóstico electrónico puede localizarse dónde se origina el fallo, y determinar la mejor maneja de repararlo; sin esa diagnosis sería completamente imposible detectar el lugar del problema, y solo se sabría que existe  algo funcionando mal.

Si el coche presenta diferentes deficiencias como inconvenientes para frenar, un recorrido de pedal largo o chirridos, debe obligatoriamente llevarlo a reparación para evitar correr riesgos. Para reponer los componentes debe sustituir puede hacerlo con piezas desguace volkswagen, Jeep, Kia, Volvo o cualquiera que sea la marca de su vehículo; así se ahorrará buena parte del presupuesto y es posible alcanzar buenos resultados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies